Bo Camiño, a tenda do Peregrino no Camiño Portugues.
 Bo Camiño, a tenda do Peregrino no Camiño Portugues.

Cómo preparar la mochila para el Camino de Santiago

Si ya te has decidido a hacer el Camino y tienes claro todo el equipaje necesario para comenzar tu gran aventura, ha llegado el momento que te enfrentes a la prueba definitiva, a la de cómo meter todo eso que tienes encima de la cama dentro de tu mochila.

No te confíes y pienses que es una tarea aleatoria. Hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo no está pensado para llevar grandes lastres en la espalda durante tantos kilómetros ni tantas horas, por lo que si somos cuidadosos en el momento de llenar nuestra mochila, conseguiremos que pese a llevar peso nuestra posición sea lo más natural y cómoda posible. Una mala colocación del equipaje en tu mochila puede llevarte a sufrir lesiones de espalda, de hombros o de cuello, e incluso provocar un sobreesfuerzo que te lleve a gastar demasiadas energías y cansarte mucho más rápido.

Cuando nos dispongamos a cargar el equipaje en nuestra mochila hay que tener varios factores en cuenta y dividir el equipaje en función de estos. El primer factor es el peso, el segundo es la frecuencia de uso (durante la ruta) y un tercero es el orden de uso.

Los objetos más pesados y rígidos tendremos que ubicarlos en el fondo de la mochila para conseguir un centro de gravedad bajo y lo más pegado posible a nuestras caderas. Con ello conseguiremos un mayor equilibrio y disminuir la sensación de peso gracias a la correa que llevan las mochilas a esa altura. Estos objetos suelen ser de una frecuencia de uso baja durante la caminata, como por ejemplo las zapatillas de reserva, las chanclas para la ducha, los artículos de aseo personal, los cargadores de la cámara o el móvil, etc.

Los objetos con un peso entre medio y ligero los deberemos colocar en la parte central de la mochila. Normalmente en esta sección colocaremos toda la ropa, y es la parte donde entra en juego el factor del orden de uso. Si sabemos que ciertas prendas no las vamos a utilizar hasta nuestra llegada al albergue o hasta el día siguiente las pondremos más abajo, pese a que pesen menos que otras. Por ejemplo, particularmente, en el caso de no haber hecho la colada el día anterior, coloco la ropa sucia justo después de la zona de objetos pesados, ya que sé que no voy a necesitar acceder a ella hasta el momento que vaya a lavarla.

Por último, en la zona superior de la mochila debemos colocar las prendas más ligeras y que vayamos a necesitar con mayor frecuencia, como pueden ser el chubasquero, la chaqueta, los guantes o la funda de la propia mochila. De este modo evitaremos que la parte superior de la mochila pese demasiado y el centro de gravedad se desplace hacia arriba provocando que la mochila tire de nosotros hacia atrás causando dolor de espalda y hombros, además de la incómoda sensación de estar cargando con peso de más.

 

Info:http://magazine.vojoapp.com

La Mochila

Contacto

Bo Camiño 
Camiño da Rua 6
36415 Mos

Teléfono: +34 986/348417 +34 986/348417

 

Si desea cualquier información estaremos encantados de proporcionársela. Puede hacernos llegar su pregunta a través de nuestro formulario de contacto.

Bo Camiño en las redes sociales.